discapacidad

Las personas con discapacidad podrán trabajar en la seguridad privada

Hasta ahora, las personas con discapacidad no podían acceder o continuar (cuando les sobrevenía una discapacidad) trabajando como profesionales de la seguridad privada porque no reunían las condiciones psicofísicas que se requerían para el desempeño de las funciones de esta actividad. Sin embargo, hace unos días, la Ley de Seguridad Privada que está siendo tramitada actualmente por el Ministerio de Interior cambiará las cosas en muy poco tiempo, ya que no tardará mucho en ser aprobada.

El proyecto de este reglamento se ha elaborado a petición del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) que propuso este cambio en al legislación en el año 2014. De esta forma, se levanta esta limitación histórica y abre las puerta al sector a personas con discapacidad.

discapacidad

Así pues, el Cermi espera ya con mucha ilusión la aprobación de este reglamento que tendrá lugar próximamente y que acabará con una exclusión contraria a los derechos de las personas que padecen algún tipo de discapacidad, proporcionáncoles oportunidades laborales y superando una limitación histórica que, de ningún modo, estaba justificada.

Hay que recordar que, actualmente, españa cuenta con 1,84 millones de personas con discaapcidad que forman parte de la población activa de nuestro país, lo que supone un 5,9% de toda la población total que se encuentra en edad de trabajar. La cuestión es que la tsa de paro entre este colectivo es del 28,6%, es decir, 9,1% más que la de la población que no padece ningún tipo de discapacidad.

La discriminación que sufren los aspirantes a un empleo y la falta de adaptación de los mismos en casos de discapacidad sobrevenida, así como las dificultades del mercado laboral hace que siga siendo un problema añadido al del paro que padecen muchos ciudadanos. Por esta razón Cermi continúa trabajando día tras día para realizar propuestas contra la exclusión y la explotación laboral de este colectivo, con medidas que vayan más allá que la inclusión de un 2% de trabajadores con discapacidad dentro de las empresas.

Otra de las propuestas que la organización ha presentado recientemente es la de que las empresas tengan que vigilar la obligación de adoptar medidas adecuadas para el puesto de trabajo de sus empleados  y que realicen en base a sus discapacidad de manera que también sea accesible el entorno en el que trabajan.

Por otro lado, se está intentando aplicar un enfoque de género para evitar actuaciones relacionadas con el aspecto y que los trabajadores disfruten de una protección aladida para que el cumplimiento de sus derechos se eva reforzado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *